Paisajes del Alma” es una experiencia sonora que actúa a distintos niveles.

 

  • Primer nivel de armonización; el cuerpo al vibrar en simpatía con las frecuencias emitidas por los distintos instrumentos; cuencos tibetanos, tambor chamánico, diapasones, tambor oceánico… consigue restaurar su equilibrio físico, emocional y mental.  
    La inmersión sonora que se crea facilita una profunda relajación, estimula la atención, la concentración y la creatividad, ayuda a deshacer bloqueos, tensiones corporales, optimiza la respuesta inmunitaria…entre otros muchos beneficios.


  • Segundo nivel de armonización; todos los instrumentos que se utilizan tienen su propia memoria ancestral, y es aquí en donde entramos en un segundo nivel de experiencia que es sostenida por el grado de relajación obtenido previamente. La mente inconsciente sintiéndose libre de condicionamientos conscientes puede viajar en libertad a través de los sonidos y manifestarse con visiones de otros lugares u otros tiempos, despertando memorias latentes que nos traen al presente mensajes o soluciones simbólicas, que una vez interpretadas, nos ayudan a dar sentido e integrar situaciones ya vividas o situaciones difíciles que están presentes actualmente en nuestra vida. Algo parecido a lo que ocurre en los sueños nocturnos.

    Este segundo nivel de experiencia no se da siempre ni en todas las personas. ¿De qué depende que ocurra o no ocurra? Por los testimonios recibidos y mi propio recorrido vivencial, juega un papel importante la flexibilidad mental de la persona, su sensibilidad y la apertura a planos superiores de consciencia. Aspectos que sí hay interés pueden cultivarse.


Paisajes del Alma es una experiencia que no te dejará indiferente.

¿Te atreves a vivir tu viaje?

 

Las sesiones pueden personalizarse según necesidad o demanda.

Las sesiones tienen también distintos formatos;

  • Sesión individual.
  • Sesión para parejas.
  • Sesión para padres y hijos, para grupo de amigos…
  • Sesión que se organizan desde el propio centro Espainterior.

    El máximo de personas para una sesión grupal son cinco. Esto garantiza el poder crear un ambiente familiar, acogedor e íntimo que facilita la inmersión plena en la experiencia.

 

Testimonios

Experiencia increíble y 100% recomendable. Yo soy una persona muy nerviosa e inquieta y he conseguido entrar en un estado de relajación total desde el primer momento, sentir una paz interior y una calma como hacia tiempo que no sentía. Los distintos sonidos que vas escuchando te van ayudando a relajar tanto el cuerpo como la mente. Solo tienes que dejarte llevar...¡ha sido fantástico!!!
IRENE C.
Administrativa

Para mí ha sido una vivencia extraordinaria. Me he propuesto dejarme llevar y ciertamente he hecho un viaje que ha empezado con una conexión con la tierra (la percusión y la voz), algo recóndito y primitivo que me ha hecho temblar íntimamente hasta que he oído como si se fundiera, en paz, con mi ser más elaborado, intelectual. Después, el agua, el sonido del océano desatado ha sido un recorrido de liberación y renovación. El viento me ha hecho volver a la tierra, al bosque, pero ahora ya con una armonía que inicialmente no estaba. Los sonidos de los vuelos y las vibraciones me han hecho pasar de una vertiente visceral a otra más espiritual en una transición que he oído como natural y placentera. El final de las “campanillas” lo he oído como el final de un cuento o recorrido lleno de magia. Gracias y seguimos.


MIQUEL S.
Profesor
Una experiencia sanadora a través de sonidos y vibraciones, que me guiaron a diferentes lugares y sensaciones. Me produjo calma y bienestar. Quiero más!
MARIÁN F.
Alimentación&Cocina saludable y sostenible
Lo definiría como una muy buena experiencia sensorial. Los diferentes sonidos y vibraciones provocan unas sensaciones agradables y envolventes ideales para disfrutar y relajarse.
BEGOÑA F.
Médica